Litografía

LAS PIEDRAS LITOGRÁFICAS DE SOLNHOFEN PARA LITOGRAFÍA

Qué es una piedra litográfica?

Piedra Litográfica para el Atlas de Anatomía de 1890- Barcelona
Piedra Litográfica para el Atlas de Anatomía de 1890- Barcelona

Es en su origen, un medio de impresión. En su día (mediados del S. XIX) era el método de impresión más novedoso.  La piedra litográfica, es la matriz de estampado. Se dibuja encima, se entinta y se imprime en papel, tantas veces como se quiera. La invención de la litografía y la cromolitografía, hizo posible la gran expansión que tuvo el medio gráfico en el pasado.

Para ello se utiliza la mejor piedra caliza, que es  la  piedra natural de Solnhofen,  por tradición y por ser  la de mayor calidad, debido a su composición, dureza y finura de grano. Son piedras muy costosas y escasas, debido a su extracción manual, selección del color y homogeneidad, espesor, labrado de cantos hecho a mano y origen.

La piedra de Solnhofen es una  roca  caliza sedimentaria de  origen  marino, de hace aprox. 150 millones de años. La lenta sedimentación creo una piedra de gran densidad y pureza, de composición mineral  98% carbonato cálcico. La aparición de “pelos”, no afectan la calidad de la piedra.

La piedra para litografía ha de cumplir los requisitos básicos de gran resistencia a la compresión, densidad, ausencia de textura, cristales de cuarzo y otras impurezas, gran finura de grano y composición calcárea, cualidades necesarias todas ellas para el proceso litográfico.  La resistencia a la compresión es necesaria para que, al aplicar a la pieza la presión de la prensa litográfica, no se rompa. La ausencia de textura y otras impurezas es necesario para que no se formen discontinuos en el dibujo que pudieran ensuciar el dibujo. La finura de grano, permite dibujar tan perfectamente sobre la piedra, como se haría en el papel, permitiéndose sombreados y degradados tan finos que no se habían podido imprimir hasta la época. La composición tan pura caliza, permite finalmente, que el proceso químico de la litografía, permita estampar imágenes tal y como se dibujaron.

cervantes-cromolitografia-1 cervantes-cromolitografia-6

 

Existen gran variedad de tamaños y espesores. Las marcas laterales de los litógrafos, les añaden un sabor artesano a las piezas.

Solnhofen Piedra Natural te garantiza que sus piedras litográficas son auténticas Solnhofen.

Bodega de piedras litográficas
Bodega de piedras litográficas
Canteros extrayendo las losas
Canteros extrayendo las losas

ELABORACIÓN.

La Piedra litográfica de Solnhofen, se  extrae en las canteras de Solnhofen en  Baviera, Alemania. Esta cantera tiene gran tradición, prestigio y presencia en el mundo de la piedra, ya que se extrae material desde época romana.

Cantera de piedra Solnhofen
Cantera de piedra Solnhofen

 

Estas canteras, situadas en un entorno de alto valor  ecológico,  tienen un gran compromiso con el medio ambiente, restaurando las zonas ya explotadas. Así mismo Solnhofen es mundialmente conocida por la calidad y cantidad de fósiles que  esconde y sus conocidas dendritas de pirolusita, que suelen verse en en dorso de la Piedra.

Durante el renacimiento muchos escultores eligieron la piedra Solnhofen por su grano fino y su uniformidad como material para bajos relieves, medios relieves, medallones y grabados al aguafuerte.

Solnhofen es una piedra de laja: Los finos estratos de la piedra fósil, solamente pueden ser extraídos manualmente, usando las mismas herramientas y técnicas que los picapedreros usaron durante miles de años. Mediante martillo y cincel separan los diferentes estratos, de varios milímetros de espesor hasta tacos gruesos de 8 a  10 cm. El cantero, en el mismo lugar de  extracción separa  las láminas más débiles llegando a la parte compacta y no lajable de la  piedra. Esta es la piedra base para el posterior labrado.

 

Luego en el taller, estas planchas seleccionadas, para sus distintos usos, se recortaran con diferentes plantillas de tamaños estándar, primero con un pequeño pico y luego con las sierras de agua y abrasivos.

Finalmente se redondean los cantos para que no queden cortantes y estropeen el papel o la piel y se tallan los laterales para que  no resbale al manipularlos, ya que suelen ser piezas de mucho peso y que se usan en mojado.  La parte posterior suele  ser de acabado natural, rugoso y suelen tener dendritas, lo que la caracteriza como auténtica piedra Solnhofen.

La superficie ha de ser muy fina, con lo que se pasa por lijas al agua, de diferentes granos, para darle el apomazado final, un  graneado suavísimo, apto para dibujar encima.

FORMACIÓN Y CALIDADES

Existen varias calidades de piedra, siendo la de color gris azulada la más densa y dura, y más apreciada por su menor gasto en el graneado y finura al trazo. Las de color gris medio, tienen estas cualidades, y al ser más clara, es más fácil el dibujado. Las de tono más claro, suelen ser más blandas y son fácilmente graneables y se ve bien el dibujo, pero el trazo es menos fino y se gastan más rápido, en el graneado.

piedra-litografica-solnhofen-gris1
Ejemplo de pedido de 11 piezas de piedra litográfica nueva de color gris medio, para el departamento de litografía de una prestigiosa Universidad.

piedra-litografica-solnhofen-gris2

 

¿QUÉ ES LA LITOGRAFíA?

Antigua litografía de las canteras de Solnhofen
Antigua litografía de las canteras de Solnhofen

 

La Litografía es un procedimiento de impresión, hoy casi en desuso, excepto  para la impresión de obras artísticas. Etimológicamente la palabra litografía viene de los términos griegos lithos piedra, y grapho dibujo. Para este tipo de impresión se utiliza una piedra caliza pulimentada sobre la que se dibuja la imagen a imprimir con una materia grasa, bien sea mediante lápiz o pincel. Este proceso se basa en la incompatibilidad de la grasa y el agua. Una vez la piedra humedecida, la tinta de impresión solo queda retenida en las zonas dibujadas previamente.

El inventor de este sistema de impresión fue el tipógrafo alemán Alois Senefelder (1771-1834). En 1798, Senefelder, un dramaturgo empobrecido, incapaz de tener sus obras publicadas de otro modo, experimentó con la piedra Solnhofen como una superficie para grabar al aguafuerte. Usando un método de presión manual, fue capaz de imprimir primero una sola página cada vez y luego ideó un sistema para imprimir páginas múltiples.

El fino grano de la piedra y su falta de impurezas, venas o inclusiones proporcionaban una superficie limpia e impecable para imprimir y su densidad hacía que soportara muchas impresiones sin formarse grietas o desconchones. las imprentas se multiplicaban por toda Europa creando una alta demanda de piedras entre impresores y artistas

Aunque este procedimiento fue extensamente usado con fines comerciales, la mayor parte de los grandes pintores de los siglos XIX y XX también lo emplearon ya que facilitaba obtener un cierto número de copias de un mismo trabajo:  Artistas geniales como Picasso, Miró, Toulouse-Lautrech, Dalí y Chagal, usaron exclusivamente la piedra Solnhofen para reproducir sus obras maestras litográficas. . Hasta hoy en día imprimir con la piedra Solnhofen es considerado la forma más pura de la litografía.

 

Así mismo, reciben el nombre de litografía, además del sistema de impresión, cada uno de los ejemplares obtenidos por este procedimiento así como el taller donde se realiza este tipo de trabajos.

 

TÉCNICA LITOGRÁFICA

La litografía se basa en el principio  químico de la incompatibilidad del agua y las grasas.

Se trata de estampar mediante una piedra, un original múltiples veces, renovando la tinta cada vez. Como la matriz (la piedra) es completamente plana, el método para que no se entinte toda la piedra, es proteger el blanco del dibujo, de tal manera que una vez la piedra humedecida, la tinta de impresión solo queda retenida en las zonas dibujadas previamente allí donde se deposite la  tinta grasa.  Esto se consigue con una solución de goma arábiga y ácido diluido, que forma en la zona blanca una capa protectora al combinarse con el calcio de la piedra y el medio acuoso. La piedra así tratada se hace incompatible con la grasa del rodillo que sólo  entintará las partes dibujadas con tinta grasa, con lo que estamparemos la imagen dibujada, aunque invertida de derecha a izquierda..

LA CROMOLITOGRAFÍA

El procedimiento para obtener una cromolitografía o litografía en colores consiste en utilizar una piedra para cada una de las tintas que queramos usar. Para cada color debe usarse una piedra distinta y, evidentemente, el papel tendrá que pasar por la prensa de imprimir tantas veces como tintas se empleen. En los carteles impresos mediante el sistema litográfico, tan frecuentes en la segunda mitad del siglo XIX y primeras décadas del siglo XX, se utilizaban quince, veinte o más tintas.

El artista dibuja la parte correspondiente a cada color en una piedra diferente que después se entintará con el color escogido. Ello significa que previamente se necesita tener una idea muy clara de la imagen que se quiere obtener para descomponer el dibujo en estas diferentes partes y calcular el número de matrices que necesitamos. Es importante no olvidar que en el tiraje, de la superposición de dos colores obtendremos un tercero. Para descomponer el dibujo el procedimiento más sencillo consiste en hacer el dibujo que se desea en una hoja de papel y, a partir del mismo y utilizando papel de calco, traspasar a cada una de las piedras el contorno correspondiente a las zonas de un mismo color. Un grabado de colores de calidad se caracteriza por una perfecta superposición de las superficies coloreadas que se obtiene mediante el sistema de registro.

CONSERVACIÓN

PIEDRAS CON DIBUJO (DECORATIVAS)

Aunque las piedras litográficas tienen la tinta firmemente adherida, ten en cuenta que es una tinta soluble en disolvente. Por lo tanto, si alguna vez necesitas limpiarla, solamente utiliza un paño humedecido en agua. (hacer siempre una prueba). Nunca utilices disolventes, ya que eliminarías las tintas. Los productos ácidos disuelven la piedra caliza.

No exponerla a la  intemperie, ya que la lluvia y el sol la estropearan.

Las tintas muy antiguas, sobre 1890 o muy deterioradas, pueden hacerse solubles en agua, con lo que, si no es estrictamente necesario, no humedecer nunca la piedra.

 

PIEDRAS SIN DIBUJO (PARA LITÓGRAFOS O ENCUADERNADORES)

Pueden ser lavadas con  agua y jabón, utilizarse disolventes para manchas grasas y granearse con arena de sílice,  carborundo, etc.

Los cantos  cortantes pueden ser redondeados con piedra pómez, lijas y escofinas.

 

CompartirShare on Facebook2Tweet about this on TwitterPin on Pinterest22Share on Google+0Share on LinkedIn2Share on Tumblr0